Sugerencias para realizar un CV exitoso

A continuación, encontrarás algunos consejos para presentarte ante el mundo laboral a través de tu currículum de traductor o traductora:

1.     ANTE TODO: EL ORDEN.

El formato es lo primero que salta a la vista y este debe ser CLARO y ATRACTIVO. Con colores sobrios (¡O no, si querés destacar tu personalidad!) y letra legible (preferiblemente alguna fuente sans-serif). 

Recomendamos estos sitios para inspirarte a la hora de armar una plantilla de CV moderna y creativa (creatividad no significa renunciar al profesionalismo y a la sobriedad: ¡Todo se puede adaptar!):

NOTA IMPORTANTE: Dentro de lo posible, justifiquemos los textos, por el amor de Jebús*. (Ya sufrimos porque en esta plantilla de blog no se nos permite justificar)

2.     UNA VEZ SUPERADO EL SÍNDROME DE LA PÁGINA EN BLANCO, ¿QUÉ INFORMACIÓN PONGO?

Nuestro nombre y qué traducimos es lo primero que ven los clientes:

  • JOHN DOE
  • Especialista en traducción jurídica ES<>EN
  • 2.500 palabras por día

Luego, los ojos van a nuestros datos de contacto, que deberían ser los siguientes:

  • Teléfono (su versión internacional)
  • Dirección postal
  • Dirección de correo electrónico (lo más profesional posible. Decile "chau" a pizzateamo@yahoo.com)
  • Usuario de Skype (las agencias que están en otro país pueden utilizar esta herramienta para entrevistarte en una videollamada)
  • Enlaces sociales (si es que los tienes, y es recomendable tenerlos, o por lo menos poner el CV con algunas anotaciones sobre los trabajos online –que puedes hacerlo en alguna plataforma para blogs como WordPress.)

3.     SONRÍE PARA LA FOTO

En un mundo ideal, no necesitaríamos mirar cómo luce la gente para darnos una idea de su capacidad profesional o personal; pero en el mundo real, nuestra foto habla sin palabras y es importante adjuntar una que envíe el mejor mensaje posible. Por lo tanto, evitemos las fotos nuestras que circulan por las redes sociales.

Hagamos el esfuerzo de elegir un buen escenario de fondo (alguna pared limpia y bien iluminada o incluso una foto al aire libre con luz natural pero con un fondo homogéneo) y emperifollarnos un poco y pidámosle a ese amigo o familiar que se da mañana con la cámara que nos saque una buena foto.

¡Ah! Recordemos siempre sonreír. :)

4.     TARGETING

Cuando enviamos nuestra hoja de vida profesional a un potencial cliente o empleador, debemos hacer un poco de investigación previa y saber bien quién nos leerá.

Esta información nos ayudará a armar un relato coherente y que tenga sentido para el trabajo que queremos obtener. Por ejemplo, si la búsqueda está orientada hacia traductores jurídicos, podríamos reducir la descripción de los años que pasamos como pasantes en una editorial escolar y detallar nuestro trabajo en la jurídica.

Los CVs deben estar siempre orientados y actualizados. Recordá pegarles una mirada cada par de meses para asegurarte que estés incluyendo todo. Lo mismo rige para nuestros CVs que pululan por las bolsas de trabajo en línea.

5.     PRESTEMOS ATENCIÓN A AQUELLAS SECCIONES “SECUNDARIAS”

Nuestros intereses, habilidades personales, habilidades informáticas (ATENCIÓN HERRAMIENTAS DE TRADUCCIÓN ASISTIDA) y cursos de capacitación extras probablemente digan más de nosotros que nuestra experiencia. Si queremos dar una imagen equilibrada, pensemos bien en aquello que vamos a incluir.

Y es aconsejable evitar palabras como “proactiv@”, “motivad@”, “innovador(a)” y “trabajador@”. Es probable que quien nos lea se dé cuenta de estas cosas sin que se lo digamos.

6.     PASEMOS EL PEINE FINO

Como profesionales de la lengua, hagamos nuestro mayor esfuerzo en analizar todo microscópicamente para que no se nos chispotee ningún errorcito de ortografía, de puntuación o de tipeo. ¡Tanto esfuerzo hasta ahora para mandar un CV que diga “tarductor” en vez de “traductor” sería un crimen!

Aparte, también seamos coherentes: cada sección debe contener la misma información en cada ítem.

En relación con nuestra autocorrección, quisiera mencionar algunos errores comunes que deberíamos evitar a toda costa:

  • Nombres de programas mal escritos. ¡Santos “memoQ”s, Batman! *insertar emoji del faceslap*
  • Tirarse para abajo. He visto en varios CVs que el traductor pone habilidades por debajo de su capacidad. De la misma manera, tampoco es aconsejable inflar todo (aunque un poco está bien, sobre todo si estamos comenzando y sabemos qué podemos dar –seamos criteriosos, por favor).

¡Les deseamos todo el éxito en el armado de su perfil y en sus futuras postulaciones! Esperamos que hayan disfrutado esta entrada y que les haya resultado útil. Desde ya, aquí estamos para que nos consultes lo que quieras. Un saludo y ¡hasta la próxima!

Ana y el equipo

CV TEMPLATE.jpg
Ana CarrinoComment